Claves de la reforma de las pensiones

A continuación hacemos un ligero resumen de los cambios que va a suponer la reforma de las pensiones que se está gestando en España.

La reforma ha introducido nuevas medidas para alargar la vida laboral de los trabajadores eliminando la jubilación forzosa e incorporando el denominado “factor de sostenibilidad”, que vincula los parámetros esenciales de la pensión de jubilación a requerimientos económicos y demográficos del país. Para entender a grandes rasgos lo que va a suponer la reforma del sistema de pensiones actual vamos a identificar las claves más importantes.

  • El sistema de pensiones español se financia con los pagos de los trabajadores en activo de hoy.
  • Para percibir el 100% de la jubilación que te corresponde hasta el 2011 se debía trabajar hasta los 65 años, ahora esta edad de jubilación ha aumentado hasta los 67 años. Este aumento se realizara de forma gradual desde el 1 de Enero de 2013  a razón de un mes al año, llegando al año 2027 en el que todos tendremos nuestra edad de jubilación en los 67 años.
  • Además para poder percibir el 100% de la pensión que corresponda según tu cotización, los años que se deberá cotizar deberán ser al menos 38.5 años, por los que en la situación actual que nos encontramos donde muchos jóvenes de 30 años en algunas ocasiones aun no han encontrado un trabajo estable y continuado hará muy difícil que se pueda percibir el total de la prestación.
  • La reforma ha incrementado de 15 a 25 los años necesarios de cotización para realizar el cálculo de la Base reguladora con el objeto de lograr una mayor contributividad.

Viñeta pensiones

  • Con respecto a la jubilación anticipada y parcial. Para Jubilación anticipada acordada entre la empresa y el trabajador, la edad mínima será de 63 años y el número mínimo de años que se tiene que haber trabajado es de 33. Para la jubilación anticipada voluntaria (es el propio trabajador el que la solicita), la edad mínima será de 65 años y se tienen que haber trabajado 35 años. Y para la jubilación parcial (el trabajador cobra parte de su pensión pero sigue trabajando), la edad es de 63 años (habiendo cotizado 36,6) o de 65 (habiendo cotizado 33).
  • Las pensiones van a dejar de revalorizarse según el IPC, de modo que aun que el precio de vida suba, no lo harán las pensiones. Esto inevitablemente mermara el nivel adquisitivo de los pensionistas. A partir de ahora se aplicara el llamado Índice de revalorización de las pensiones, que como mínimo será un 0.25%, y como máximo el % equivalente al IPC, que solo se aplicara en el caso de que la economía “vaya bien”.

Con este panorama debemos ser conscientes de la situación en la que nos encontramos según nuestras cotizaciones. Podemos realizar un cálculo estimativo de nuestras futuras pensiones con diversas herramientas que hay en Internet a nuestra disposición, como por ejemplo en la web de la seguridad-social.

Una vez conocida nuestra futura prestación y ante la incertidumbre de próximos cambios en la legislación y en la sostenibilidad del sistema quizá deberíamos plantearnos la manera de complementar nuestra futura prestación, ya con un plan de pensiones o algún producto de ahorro por lo que pueda pasar.